PSOE y Podemos contrarios a destinar el 1% del PIB a la lucha contra la despoblación que propone Teruel Existe

Piden triplicar y dar continuidad al presupuesto frente a la despoblación. Guitarte denuncia que el Plan de 130 Medidas del Gobierno asume gasto ordinario y no impulsa medidas nuevas, a pesar de contar con Fondos europeos

El diputado de la Agrupación de electores de Teruel Existe, Tomás Guitarte, ha defendido en la Comisión de Objetivos para el Desarrollo Sostenible la Proposición No de Ley con la que demandaban que el 1% del Producto Interior Bruto (PIB) se destine a la lucha contra los efectos de la despoblación y para favorecer la cohesión territorial. Sin embargo, se ha encontrado con la oposición frontal de PSOE y Podemos, que se han negado a apoyar una financiación estable en el tiempo,de en torno a 12.000 millones de euros al año, evitando así comprometerse a asegurar la continuidad de políticas efectivas a largo plazo frente a este problema de Estado. Por su parte, PP, VOX, PNV y ERC se han abstenido.

En declaraciones posteriores a la Comisión, Tomás Guitarte ha expuesto que con la negativa a apoyar un mecanismo estable de financiación para las políticas de despoblación, los partidos demuestran que “no tienen una verdadera voluntad de afrontar uno de los problemas más grandes del país». «Desde que llegó Teruel Existe al Congreso y el Senado conseguimos que sea un tema importante en la agenda política, pero con eso y con medidas puntuales y no siempre efectivas no se corrige  el inmenso desequilibrio de este país, el mayor de la Unión Europea. El diputado turolense ha destacado que “son necesarias políticas y programas a largo plazo, y no puntuales, de este Gobierno, del próximo y del siguiente” y ha zanjado que “no podemos ni imaginar qué destino tendría la España vaciada si no estuviésemos constantemente reclamando lo que nos pertenece por justicia”.

Guitarte ha trasladado que la proposición está en la línea de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible que recoge la Agenda Territorial 2030 Europea relativa a “promover un futuro sostenible para todos los lugares y un futuro inclusivo para todas las personas”, y ha incidido en que la despoblación y la crisis territorial constituyen un problema “de enorme importancia en España, tanto por su impacto sobre el medio rural y las pequeñas ciudades, que representan el 85% de la superficie y el 15% de la población, como por su impacto sobre el bienestar social y la competitividad económica del país, así como sobre las expectativas de futuro de millones de personas”. Desde Teruel existe hacen alusión a que, de un modo similar, se destina el  0,7% del PIB a cooperación internacional al desarrollo, se pretende llegar a un 2% en defensa, y un 1,5%  para I+D.

El Plan de 130 medidas es“una agrupación de capítulos de gastos ordinarios”

El diputado de Teruel Existe ha definido el Plan de 130 Medidas del gobierno como “una agrupación de capítulos de gastos ordinarios de las administraciones públicas”, que “aprovecha en parte la existencia de los Fondos europeos”, por lo que consideran que “se trata de una herramienta más contable que de objetivos políticos de reconstrucción”. Valoran positivamente que el Gobierno se haga eco de las demandas de Teruel Existe y establezca una línea para corregir los problemas de pequeños municipios, pero enfatizan que “es ingenuo pensar que haciendo lo mismo obtendremos un resultado distinto”. Por este motivo trasladan que han planteado esta Proposición No de Ley, “que implica mucho más”, con el objetivo de lograr “una nueva política presupuestaria lo suficientemente amplia en objetivos y en cuanto a fondos para emprender una auténtica política de cohesión territorial:  dedicar el 1% del PIB, lo que representa 12.000 millones de euros al año, y por encima de los gastos ordinarios actuales”. Además, destacan que esta financiación no estaría limitada a la convocatoria de fondos NextGen EU del Mecanismo de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que termina en 2026.

En su intervención, el diputado de Teruel Existe ha indicado que esta financiación permitiría el desarrollo de Programas específicos centrados en cuatro ejes: la reversión de la despoblación y la modernización de infraestructuras y de la movilidad y los servicios a la población, la mejora de las condiciones de vida con una política de vivienda rural y la creación de oportunidades en las áreas despobladas mediante la diversificación económica, la digitalización como estrategia de modernización económica y social de la España vaciada, la sostenibilidad ambiental y en una transición hacia la democratización de la energía y la generación distribuida. Y ha concretado que en estos programas deberían tener cabida también las ayudas al funcionamiento de las empresas en zonas despobladas que reclaman. 

España adolece de una política de cohesión territorial, que sí tienen otros países europeos

Desde la Agrupación de electores de Teruel Existe apuntan a la ausencia de una política de ordenación territorial en el conjunto del Estado como causa de la falta de atención a los efectos sociales e impactos territoriales en la España vaciada. Denuncian que las políticas sectoriales del Estado desde mediados del siglo XX se han dirigido hacia un modelo extractivista sobre los recursos naturales y agrarios del medio rural y de las provincias del interior. Al mismo tiempo, inciden en que las políticas para la corrección de los desequilibrios territoriales han sido “muy limitadas en objetivos y recursos”, es decir, “no ha existido una política dirigida a corregir y revertir los efectos que el modelo de desarrollo provocaba en el medio rural y en las actuales provincias despobladas”. Para Teruel Existe las consecuencias son evidentes: “profundos desequilibrios, abandono de amplias zonas del territorio y destrucción de los paisajes”.  
En este punto, Tomás Guitarte ha citado diferentes ejemplos de éxito en otros países para enfrentar problemas importantes de cohesión territorial, como el Pacto de Solidaridad alemán, la agencia Highlands and Islands Enterprise (HIE) de Escocia o el caso más reciente del Reino Unido con su estrategia “Levelling up”, un programa “moral, social y económico” mediante el que se proponen reducir las desigualdades regionales del país y revertir la falta de inversiones en las zonas rurales con un ambicioso programa de inversiones que abarca las diversas áreas que afectan al desarrollo económico de los territorios. El proyecto comprende un programa audaz de cambio de sistemas, que incluye 12 misiones en todo el Reino Unido para anclar la Agenda 2030, junto con intervenciones de políticas específicas, y que va a contar con una financiación estable y concreta. Para Teruel Existe, “éste es un ejemplo de cómo la Agenda 2030 se puede unir con la estrategia de desarrollo regional de un país para no dejar a nadie atrás”.