Inicio -> Actualidad -> Teruel Existe -> Teruel Existe presentó sugerencias al PGOU para hacer de Teruel una ciudad más amable integrando el río

Teruel Existe presentó sugerencias al PGOU para hacer de Teruel una ciudad más amable integrando el río

Aprovechar los cambios en el corredor ferroviario para unirla a la vega del río, prever la ampliación del Campus universitario, buscar la movilidad sostenible, proteger sus paisajes y patrimonio

El Movimiento ciudadano Teruel Existe presentó, el pasado 16 de marzo, sus propuestas al proceso de sugerencias para el Avance del Plan General de Ordenación Urbana de Teruel, apostando por “una ciudad más amable para mayores y niños, con espacios acogedores para las relaciones personales , que resulte fácil caminar por ella, controle el tráfico y desarrolle la  movilidad sostenible. Una ciudad con identidad, que integre el medio natural y que proteja  sus paisajes urbanos y el patrimonio cultural.  Una ciudad que conecte con la vega y el río Turia, permeabilizando el corredor ferroviario. Una ciudad que nos permita vivir cerca de lo que necesitamos”.

Operación urbana y ferrocarril: bypass, estación-término de pasajeros e integrar la vega y el río

Respecto a la importante operación urbana que, para modernizar la relación del ferrocarril con la ciudad, se va a plantear en el PGOU, Teruel Existe ya ha planteado al Ministerio de Transportes algunas intervenciones básicas: sistema general viario y ferroviario, el emplazamiento de la estación intermodal de mercancías, en contacto con la A-23, y cerca de la futura A-40, en la proximidad de PLATA y PLATEA, y la necesidad  de que el ferrocarril Cantábrico-Mediterráneo salvé la ciudad por el exterior para el tráfico de mercancías mediante un bypass.

En su documento valora que respecto a la futura afección del ferrocarril Cantábrico-Mediterráneo a la ciudad de Teruel consideran que “la estación actual del ferrocarril debería ser una estación-término para viajeros, con entrada y salida por el valle del Alfambra hasta conectar con la línea principal”. Para ello plantean en el documento presentado que “entre el río Alfambra y la estación se considera necesario que la vía sea única, para favorecer la posibilidad de permeabilizar la conexión peatonal y ciclista entre la ciudad y su vega del río”.

 Con esta solución destacan que “se permitiría liberar una amplia superficie ocupada actualmente por instalaciones del ferrocarril, así como el tramo de vía entre dicha Estación y Valdelobos”. Además, recuerdan que favorecería la posibilidad de conectar la carretera de Villaespesa con el Segundo Ensanche, muy condicionado hoy día por la línea ferroviaria.

También sugieren que el Plan General intente liberar la vega (carretera de Villaspesa) de las edificaciones o naves ya existentes y que, por supuesto, no incremente esta ocupación bajo ninguna excusa. 

Previsión de suelo para la ampliación del Campus Universitario

 Teruel Existe plantea que “no se ha estudiado en el Avance la necesidad futura de ampliación del Campus Universitario, por el que debería apostar decididamente la ciudad”, y consideran que esa ampliación debería estar integrada con los espacios de uso deportivo existentes en la zona, alguno de los cuales vio, precisamente, mermada su superficie a causa de la ampliación de edificios universitarios (caso de Bellas Artes y las pistas de atletismo). En los objetivos del Plan para la potenciación de la edificación de solares vacantes y vacíos urbanos, pretenden convertir en uso residencial parte de los terrenos del colegio de Las Viñas, un suelo destinado actualmente al uso educativo y deportivo, donde sería factible la reserva de espacio para la ampliación futura del Campus.

Una movilidad sostenible con espacios para peatones y bicicletas

Consideran que “debería reducirse la movilidad rodada lo máximo posible, “la peatonalización del casco antiguo es irrenunciable, pero también debería extenderse a zonas del Ensanche”.  Para ello resaltan que deberían plantearse en el Avance “una serie de zonas de aparcamiento gratuitos y ajardinados, que permitan el acceso a la ciudad peatonalizada andando”, a una distancia aproximada de un kilómetro cada uno de ellos.  Además, creen que es necesario incluir una zona para aparcamiento vigilado de camiones, evitando su presencia en la ciudad o en su entorno más inmediato.

Sobre la movilidad peatonal y ciclista consideran importante “no olvidar la conexión con los polígonos industriales La Paz, Los Hostales y Platea, que hoy día no es posible de una manera segura”. También plantean una conexión peatonal y ciclista con Fuente Cerrada, que evite la pronunciada cuesta que tiene y la convivencia con el automóvil, además de potenciar las conexiones de la ciudad con la vía verde de Ojos Negros a Sagunto.

Valoran que es muy importante que la ciudad debe eliminar las barreras que le impiden convivir con el río, generando un amplio paso peatones y ciclistas bajo la vía del ferrocarril,  además de prever un paso peatonal y ciclista sobre el río Turia, próximo al puente de la carretera N-234, para permitir la conexión con los caminos que llegan hasta allí, así como la continuidad peatonal junto a la carretera de Villaspesa desde la ciudad hasta el barrio pedáneo, además de un paseo y vía ciclista hacia Castralvo.

Protección del patrimonio cultural y del paisaje urbano

Respecto al patrimonio arqueológico, paleontológico, industrial y etnográfico, Teruel Existe considera que debe unirse “la protección del patrimonio de infraestructuras históricas y de la arquitectura”, refiriéndose a la conducción de la traída de aguas, con sus minas y acueductos, antiguos caminos y acequias históricas, estaciones del ffcc de Alcañiz, al arquillo de San Blas y a los vestigios de la Guerra Civil existentes en el término municipal.

Teruel Existe destaca que el Plan debería establecer “unos criterios de protección del paisaje frente a instalaciones como aerogeneradores y plantas de energía solar, fijando las condiciones para su instalación, siempre persiguiendo la defensa del paisaje, incluyendo como instrumentos para la protección, gestión y ordenación del paisaje los Mapas de Paisaje”.  Consideran que debería extenderse la protección del paisaje frente a determinadas instalaciones de infraestructuras como las torres para conducción de energía eléctrica o telefónica.

Por otra parte, plantean que “la ciudad de Teruel y sus barrios de Valdecebro y Caudé deben ofrecer una fachada amable a la autovía”, y que para ello es importante tratar adecuadamente el desarrollo de la zona del nuevo hospital.  También sugieren que se estudie “la instalación de algún elemento singular visible desde la autovía que identifique a Teruel”.

Sobre los tratamientos de residuos urbanos

Respecto al vertedero de residuos sólidos, aunque el Avance indica que tiene suficiente capacidad, debe encontrarse una solución que impida la contaminación odorífera que produce parte de su actividad. Señalan que “aunque los olores no lleguen a ser tóxicos, pueden llegar a provocar malestar y molestias respiratorias, y este tipo de contaminación es continua junto a la carretera de Cantavieja, y en momentos determinados con viento puede llegar a la zona del nuevo hospital”.

También plantean que debe estudiarse la evolución de la escombrera ubicada junto a la carretera de Cantavieja, ya que ha llegado a estar peligrosamente cerca del barranco de la fuente del Nabo, que tiene gran valor por sus yacimientos del Keuper.

Una ciudad amable para niños y mayores, con más espacios acogedores

El Movimiento ciudadano Teruel Existe se muestra de acuerdo con el modelo de ciudad compacta que se plantea en el Plan, y en el documento que registró sugiere se tenga en cuenta diversas cuestiones como que “no deben repetirse actuaciones anteriores que no han creado una ciudad amable, bien por su elevada densidad de viviendas, bien por sus escasos espacios de esparcimiento local o calles con insuficiente anchura, que terminan castigando habitualmente al peatón o al ciclista”. Avisan que “compactar demasiado la ciudad y no prever más suelo urbanizable puede ser contraproducente, ya que origina el encarecimiento del suelo urbano y dificulta el desarrollo de los Sectores previstos”. Además sugieren que “se analice el modelo de vivienda que desea el ciudadano de Teruel, teniendo en cuenta las consecuencias de la pandemia en el modelo de ciudad”, considerando que no es correcto dar por finalizada la demanda de viviendas unifamiliares, priorizando “la elevación de la densidad de vivienda en busca la obtención de suelo para equipamientos”, ya que valoran que así «se caerá, de nuevo, en una ciudad compacta, pero con alta densidad y escaso espacio comunitario de carácter local”.

Shares
Shares