Teruel Existe rechaza una enmienda del PSOE que intenta volver a prohibir la quema de restos vegetales de los huertos

Beatriz Martín denuncia que este veto demuestra “la hipocresía y el absoluto desconocimiento de las realidades del mundo rural” 

La senadora también reclama la ejecución de las balsas laterales del Matarraña y vuelve a condenar la mala negociación de la reforma de la PAC que condena a los agricultores turolenses a seguir percibiendo menos ayudas que el resto

Joaquín Egea denuncia el Reglamento europeo para acelerar la implantación de renovables

La senadora de Teruel Existe, Beatriz Martín, ha manifestado el rechazo de la Agrupación de electores a la enmienda que ha presentado el PSOE en la Cámara Alta para prohibir la quema de los restos vegetales de los huertos, a pesar de que se había retirado la prohibición en la tramitación de la nueva Ley de Gestión de la PAC en el Congreso. Martín ha denunciado “la hipocresía y el absoluto desconocimiento de las realidades del mundo rural” que se esconden detrás de esta enmienda. “Nuestros hortelanos son penados por quemar esos restos porque contaminan, pero el porcentaje de contaminación es mucho menor que el gasoil utilizado para transportarlos y para que funcione la máquina que debe picarlos a kilómetros del huerto. Un poco de sentido común, por favor”, ha insistido Martín. 

La parlamentaria turolense ha hecho esta denuncia durante su intervención en el pleno en el que se ha debatido el proyecto de Ley por el que se regula el sistema de gestión de la Política Agrícola Común y otras materias conexas. Esta ley busca la transposición de la normativa europea para facilitar la aplicación y seguimiento de la PAC y el cumplimiento de los objetivos y entre otras cuestiones prioriza la gestión electrónica de la relación de los agricultores y ganaderos con las administraciones. En este apartado, Martín ha vuelto a mostrar la preocupación de Teruel Existe, dada la elevada brecha digital que hay en el medio rural (que en Aragón es del 22,3%) y los problemas de conectividad que se dan en una gran parte de la España vaciada.  “Este proyecto de ley pone unas condiciones todavía inalcanzables para un buen número de agricultores que no dispone de las herramientas y competencias suficientes para realizar trámites telemáticos. Y eso es lo que nos debería preocupar donde deberíamos poner todos los esfuerzos”, ha insistido la senadora, que además ha destacado que los planteamientos de la ley “corresponden a una quimera y se evidencia, una vez más, que muchas personas que redactan las leyes lo hacen desde un despacho, en Madrid o en Bruselas, y están muy alejados de la realidad social que se vive a unos cuantos kilómetros de esos centros de decisión”. El Congreso aprobó dos enmiendas de Teruel Existe que permitió introducir en la ley sendos párrafos que permitirán la relación de los agricultores con la administración a través de medios no electrónicos cuando no se disponga de ellos. Martín ha celebrado que se aprobaran, ya que se ha facilitado “la labor a muchos agricultores que ni tienen una conexión digna ni están familiarizados con los nuevos lenguajes telemáticos”.

Beatriz Martín ha aprovechado el debate de esta ley para reclamar la inmediata ejecución de las balsas laterales del Matarraña, unas obras ampliamente demandadas en la comarca y que cuentan con el consenso de todas las partes desde hace diez años, a pesar de lo cual siguen paradas. “Háganlas de una vez”, ha reclamado Martín. Asimismo, ha denunciado de nuevo “la injusta condena a la que se sometió a los agricultores de la provincia de Teruel en la reforma de la PAC, fruto de la pésima negociación y el escaso peso político del Gobierno de Aragón y el desinterés del Ministerio de Agricultura”.   En esta reforma, los agricultores de la provincia independientemente de a cuál de las cinco regiones agrícolas de la provincia pertenezcan, estarán en el grupo que cobra la menor ayuda básica a la renta para la sostenibilidad en lo referente a cultivos. “Seguiremos denunciando este agravio y seguiremos trabajando para corregir este castigo a una zona agrícola ya de por sí muy castigada, tanto en la inversión en modernización de regadíos como en infraestructuras hidráulicas”, ha advertido Martín.

Los senadores de Teruel Existe también denuncian el Reglamento europeo para acelerar la implantación de renovables

Los senadores de Teruel Existe,  Beatriz Martín y Joaquín Egea, han vuelto a denunciar en el Senado el modelo de implantación de energías renovables, con especial hincapié en denunciar el Reglamento europeo que pretende agilizar su implantación. 

Ambos han defendido una enmienda de Teruel Existe a una moción para instar al Gobierno a seguir defendiendo los trabajos de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 27). El senador Egea ha relatado las conclusiones de los senadores que recientemente asistieron a unas jornadas sobre transición energética en Europa, desarrolladas en Berlín, en las que se habló de que la coyuntura internacional ha modificado las expectativas de la descarbonización de la economía y de que la guerra de Ucrania está acelerando la agenda de esta transición. Sin embargo, ha desvelado que el CEO de Eurowind, el lobby europeo de compañías eólicas, ya trasladó el mensaje de la necesidad de reducir las trabas administrativas en los distintos países e hizo hincapié en la gran cantidad de fondos extranjeros que pueden llegar a nuestros países, “por lo que sabía hacia dónde iba dirigida la política económica europea”. 

Egea ha denunciado que forzar la normativa europea para reducir plazos y facilitar la implantación de renovables conlleva peligros, especialmente para la España vaciada, que ve peligrar la riqueza natural de sus territorios con la gran cantidad de proyectos que cada día publican los boletines autonómicos. Por eso mismo, ha pedido que se aplique el artículo 25 de la Ley de Cambio Climático que recogió la enmienda de Teruel Existe para preservar la riqueza natural de los territorios donde se instalan las renovables, y ha pedido a los gobernantes que defiendan los intereses de los ciudadanos frente a la avalancha que sufre la España vaciada, “un auténtico atentado contra el paisaje, que hieren nuestras provincias con grandes parques fotovoltaicos, eólicos y líneas de alta tensión de transporte de energía, aunque se camuflen como líneas de evacuación”,  y no tanto a las empresas que quieren hacer negocio a costa de nuestra riqueza.