Teruel Existe insta a la DPT a agilizar la ejecución de 4 millones logrados para el Museo Nacional de Etnografía

El Ministerio de Cultura traslada a la Agrupación de electores que no se ha cedido el edificio del Hogar (Casa de la Beneficencia) y la competencia es de Diputación 

  “Ahora no podemos ser los turolenses los que, por dejadez o falta de interés, permitamos que decaiga esta gran oportunidad para Teruel”, y por ello piden un consorcio que aúne al Ministerio, Gobierno de Aragón y Diputación Provincial

Este ambicioso proyecto supondría incluir a Teruel en circuitos de turismo internacional y está en línea con los objetivos de la desconcentración de sedes 

Teruel Existe logró incluir en los Presupuestos Generales del Estado para 2023 una partida de 4 millones de euros destinada a retomar el Museo Nacional de Etnografía. En el ejercicio anterior ya consiguieron que se aprobara una inversión de 2,5 millones de euros para este mismo fin. Desde la Agrupación de electores se han dirigido al Gobierno para  recabar información acerca del trámite de ambas partidas y la respuesta recibida se ha trasladado hoy a la sociedad turolense mediante una rueda de prensa. 

El diputado Tomás Guitarte y los senadores Joaquín Egea y Beatriz Martín han transmitido que el Ministerio confirmó, en diciembre de 2022, que  “la partida presupuestaria de 2,5 millones de euros fue erróneamente imputada en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2022, como subvención de capital al “Museo Nacional de Etnografía. Edificio Comandante Aguado (Teruel)”, entidad sin existencia jurídica y, por lo tanto, de imposible tramitación”. En segundo lugar, sobre la dotación presupuestaria de 4 millones de euros de los PGE 2023, el Ministerio informa de que “ha sido aprobada una enmienda por la que se da de alta una nueva subvención de capital, con carácter finalista, a la Diputación de Teruel para el Museo de Etnografía (Edificio del Comandante Aguado), con una dotación presupuestaria de 4 millones de euros. El edificio no va a ser cedido al Ministerio de Cultura y Deporte y, por lo tanto, la Diputación Provincial de Teruel es la competente en ejecutar la obra de adecuación del edificio para Museo de Etnografía”.

A la vista de esta respuesta, Teruel Existe ha instado a la Diputación Provincial de Teruel a encauzar este asunto con urgencia. Lamentan que en años anteriores no hubiera una respuesta más contundente desde la política turolense por la pérdida del proyecto y por la reversión de la cesión del edificio del Ministerio a la Diputación.  “Ahora no podemos ser los turolenses los que, por dejadez o falta de interés, permitamos que decaiga esta gran oportunidad para Teruel”, ha alertado Guitarte.

Por todo ello, Teruel Existe cree que la institución provincial debe tomar la iniciativa e impulsar un consorcio junto al Ministerio de Cultura y el Gobierno de Aragón para tutelar, respaldar y acometer este proyecto en todos sus ámbitos.  Guitarte ha valorado que la Diputación está capacitada para esta tarea y que el Gobierno autonómico tiene excelentes técnicos capaces de involucrarse con éxito. Inciden en que es clave asegurar la vinculación del Ministerio para garantizar el ámbito nacional del proyecto y para lograr una financiación plurianual que asegure su finalización, independientemente de que haya o no cambios de gobierno. 

Concluyen que si bien el Estado ya ha dado un paso importante respaldando la propuesta de Teruel Existe, la Diputación Provincial de Teruel debe responder en consecuencia y, por eso, confirman que tienen la intención de contactar con la institución en los próximos días. 

 “No es el momento de mirar atrás, sino de agilizar”

Han recordado que el Ministerio ya tiene un excelente proyecto arquitectónico, que sólo requiere una revisión. Además, advierten de que “se hizo una inversión importante en su momento por parte del Estado  que de otra forma se perdería, no habría servido para nada”.  Señalan que se trata de “una propuesta ambiciosa de dimensión nacional y proyección internacional, el museo  más importante de Aragón, con 22.000 metros cuadrados, que además supone la salvaguarda y difusión de todo un compendio de patrimonio de gran relevancia para el país, fondos del Museo del Traje y otros que merecen contar con un espacio de estas características. A esto hay que añadir su potencial como un proyecto innovador, abierto a acoger otro tipo de exposiciones semipermanentes y propuestas culturales y patrimoniales de primer orden. 

Hacen hincapié en que para la ciudad y la provincia, es una propuesta que conlleva un importantísimo revulsivo para impulsar, completar y consolidar la oferta turística existente. “Debemos tomar el patrimonio cultural y la oferta cultural como elemento de resiliencia para un territorio que quiere desarrollarse y generar empleo estable. Tenemos la oportunidad de impulsar una política de turismo cultural que situaría a Teruel en el circuito internacional, donde España ocupa el segundo lugar entre los países europeos con más visitas, después de Francia”.

Guitarte ha expresado que “no es el momento de mirar atrás, sino de agilizar”. El proyecto constructivo se presentó en 2010 y sólo haría falta revisarlo. También hay que diseñar el proyecto museístico y definir su carácter de museo “nacional”, para lo que aseguran que seguirán trabajando con el Ministerio. Plantean que se establezca un cronograma de actuaciones y que se trabaje con agilidad para que las obras puedan estar terminadas a finales de 2023.

Una nueva oportunidad para confirmar la voluntad de desconcentración de sedes

Desde la Agrupación de electores afirman que la designación de Teruel en 2008 como sede para la ubicación de este museo, fue la respuesta del Gobierno al hartazgo de la sociedad turolense, encabezada por Teruel Existe, ante el abandono institucional de la provincia, las reivindicaciones constantes por la falta de inversión y por la carestía y degradación de servicios y la denuncia de la despoblación.

Consideran que este proyecto es un “claro ejemplo” de desconcentración de una sede de carácter nacional, “una medida, incluida en el Acuerdo de investidura de Teruel Existe, que ahora tenemos muy presente con las últimas decisiones del Gobierno y con la que parece que existe la opinión compartida entre los grupos políticos y las instituciones, de que debe propugnarse”. Valoran que el Museo Nacional de Etnografía es un recurso muy potente, capaz de generar oportunidades importantes para este territorio, una herramienta más en la lucha contra la despoblación y en la línea de la cohesión territorial. En esta línea, Guitarte ha citado los ejemplos franceses del Louvre, con una subsede en Lens (a 200 Km de París) y el Pompidou, con subsede en Metz ( a 350 km de París), “zonas que quisieron impulsar para lograr su desarrollo territorial y en las que se apostó por este turismo cultural de calidad”.

El proyecto del Museo Nacional de Etnografía tiene una larga historia

Retrocediendo en la historia de la propuesta del proyecto, han expuesto que partió de una promesa de José Luis Rodríguez Zapatero en un mitin en Teruel (7 febrero 2008), como respuesta a una etapa de reivindicación de la ciudadanía turolense que exigía infraestructuras de comunicación  y desarrollo, y después de recibir a representantes del movimiento ciudadano.  Dos meses después, en abril, se firmó un Protocolo de colaboración entre la Administración General del Estado y el Gobierno de Aragón para crearlo, y se hablaba de un plazo de dos años o dos años y medio. En enero de 2009 el Consejo de Ministros dio el visto bueno a varios proyectos de nuevas infraestructuras culturales para los siguientes tres años, entre ellos el Museo Nacional de Etnografía en Teruel, con previsión de una inversión plurianual de 26 millones de euros y un empleo directo asociado de 155 puestos de trabajo. Y ese mismo mes se produjo la firma del protocolo de colaboración interinstitucional por parte del ministro de Cultura, César Antonio Molina, el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias y el presidente de la Diputación de Teruel, Antonio Arrufat. En agosto se licita el proyecto arquitectónico y el museográfico, que tiene dotación presupuestaria consignada. En noviembre de 2010 el equipo Olano y Mendo Arquitectos entregó al Ministerio el proyecto de ejecución (redactado el proyecto básico de remodelación del edificio).

Teruel Existe se ha referido también a cómo en los primeros años de desarrollo del proyecto, “se hizo un gran esfuerzo desde el Ministerio de Cultura, el Gobierno de Aragón y la Diputación provincial, por trasladar a la ciudadanía turolense la gran relevancia que suponía”. Se organizaron jornadas de puertas abiertas, jornadas de patrimonio y otras, para implicar a la población. Los propios medios de comunicación locales se hicieron eco, y “cada paso que se daba al respecto fue recogido por la prensa y divulgado con entusiasmo entre la población”. 

En 2011 las inversiones del proyecto de los PGE para Teruel se reducen en un 46% por la crisis económica, según alegan, y la partida para el Museo se queda en 100.000 €. Se abandonaron los planes plurianuales previstos. Pese a estar terminado el proyecto arquitectónico, a partir del 2013 las referencias al Museo desaparecieron completamente de los diarios de sesiones del Congreso y del impulso de los diferentes grupos políticos representados. Las elecciones se adelantan a noviembre y poco más se avanza desde entonces. El proyecto se paró y la DPT aceptó la reversión del edificio
En conclusión, Teruel Existe denuncia que “una vez más nos encontramos con un proyecto determinante para Teruel, anunciado y prometido, que finalmente se abandonó y se utilizó con intereses partidistas”. Entre 2013 y 2020 no existe ninguna iniciativa parlamentaria recogida en el Congreso sobre el Museo. A partir de 2020, Teruel Existe recupera el proyecto.

Aquí la hemeroteca con la magnitud del Museo Nacional, la ilusión de la sociedad turolense, el abandono del proyecto y su recuperación