Inicio -> Actualidad -> Agrupación de Electores -> Teruel Existe pide que las energías renovables contribuyan, de verdad, al desarrollo de los territorios y respeten los paisajes

Teruel Existe pide que las energías renovables contribuyan, de verdad, al desarrollo de los territorios y respeten los paisajes

Presentan sus enmiendas a la Ley de cambio climático y transición energética, y consideran que condicionará el futuro de Teruel y otras zonas despobladas

Mediante una rueda de prensa, Teruel Existe ha presentado sus enmiendas al proyecto de ley de cambio climático y transición energética. El Boletín del Congreso de los Diputados recoge 758 enmiendas de los grupos parlamentarios al proyecto de ley, de las cuales treinta y seis han sido presentadas por el diputado Tomás Guitarte.

Desde la Agrupación de electores defienden que es una ley con trascendencia histórica para la economía y la sociedad española, para Teruel y Aragón, que está pensada para combatir un problema global: el cambio climático y sus causas; pero que las decisiones que incorpore sobre descarbonización de la economía e impulso de renovables, afectan a todos los sectores de la economía, a las infraestructuras y a los inmuebles. Teruel Existe destaca que es una ley muy compleja, muy amplia, cuyos efectos locales, en el territorio y en el medio rural de Aragón van a condicionar el futuro de los paisajes, de la agricultura, de los bosques, del turismo rural y, también sin duda, en función de su contenido final y su aplicación va a determinar las posibilidades para combatir la despoblación condicionando las oportunidades de desarrollo”.

Es necesario recordar que la transición energética es una excelente oportunidad para el desarrollo económico del país, pero Teruel Existe valora que se produce en un contexto normativo caracterizado por la actual ordenación jurídico-administrativa de las energías renovables “marcada por la ausencia de bases estatales, con una legislación insuficiente, falta de precisión en las evaluaciones de impacto ambiental para las nuevas construcciones tecnológicas y de modelos de gobernanza y participación ciudadana, además de una pluralidad de regímenes autonómicos en la regulación, en algunos casos con aplicaciones poco transparentes e incoherentes con los objetivos ambientales”.

Los objetivos de Teruel Existe en la ley de cambio climático y transición energética.

Para resumir el contenido de las treinta y ocho enmiendas, Tomás Guitarte ha señalado los objetivos que impulsan el enfoque de Teruel Existe en esta ley: 

  • Creación de un canon extrafiscal sobre la producción electrica de las energías renovables para el desarrollo de las comarcas en las que se implantan.
  • Armonización de las centrales de energías renovables con la normativa y prescripciones de la ordenación del territorio y de los mapas del paisaje de Aragón.
  • Impulso a la generación distribuida mediante agentes locales y cooperativas agrarias. 
  • Vinculación del desarrollo de las energías renovables con el desarrollo económico alternativo de las comarcas, evitando el monocultivo.
  • Reducción del coste de la energía para las áreas productoras, no tiene sentido pagar el coste de transporte y la distribución para empresas próximas a las centrales productoras.  

Un canon extrafiscal para el desarrollo de las comarcas en las que se implantan

Para conseguir que la instalación de centrales de energía renovable impulse el desarrollo de las comarcas receptoras desde la Agrupación de electores se propone la creación de un canon extrafiscal.

Plantean que el canon extrafiscal sería sufragado por los propietarios de las centrales de energías renovables, por la utilización, en amplias extensiones de terreno, del medio natural y del territorio, por la afección en muchas variables del medio ambiente y por las importantes transformaciones de los paisajes naturales y culturales que realizan las centrales eólicas, termosolares y fotovoltaicas. Argumentan que el hecho imponible de este canon extrafiscal es por el aprovechamiento y las afecciones sobre bienes de naturaleza común, independientemente del derecho de propiedad del suelo.

Ordenación del territorio y obligaciones para los planes autonómicos de clima

Guitarte señala que la ley debe exigir en sus principios y en su articulado que las centrales de renovables se ajusten en fondo y forma a la normativa, con transparencia, “sin dobleces como la fragmentación “artificial” de los proyectos en parques de 50 MW, para evitar la evaluación ambiental de la Administración central; la ley debe exigir y garantizar con procedimientos jurídico-técnicos el cumplimiento de las normas de ordenación del territorio aprobadas en cada comunidad autónoma”. Teruel Existe valora que en el caso de Aragón y de la provincia de Teruel esta necesidad pone de manifiesto “la contradicción de luchar por evitar el CO2 que persigue la ley y, por el contrario contaminar inundando el territorio de manera indiscriminada de molinos y de placas fotovoltaicas, destrozando paisajes singulares y valores ambientales”. 

Por esta razones, señala Guitarte, “la ley debe incorporar prescripciones y obligaciones para los propios planes energéticos de las comunidades autónomas, como proponen nuestras enmiendas.”

El modelo eólico danés como ejemplo de gobernanza, control ambiental y equidistribución de beneficios.

Tomás Guitarte subraya que, frente a las experiencias actuales de Teruel y Aragón en el desarrollo de la energía eólica, hay que seguir el modelo danés que controlan la agencia de la energía de Dinamarca (https://vindinfo.dk/english.aspx) y del Consejo Danés del Clima (https://klimaraadet.dk/en). “Es el modelo que nos gustaría impulsar con nuestras enmiendas y con el trabajo parlamentario en la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico”. 

La normativa estatal sobre energía eólica de Dinamarca ha creado un modelo basado en la transparencia y en la participación ciudadana, con una gobernanza de procedimientos participativos reglados para la planificación de los parques eólicos y con una gama amplia de opciones para incorporar a las comunidades locales, desde la creación de cooperativas eólicas locales a la participación de los habitantes de la comunidad local en un 20% del proyecto empresarial. 

Las decisiones de localización en Dinamarca se producen de común acuerdo entre la empresa promotora y las comunidades locales, la empresa promotora debe ofrecer hasta un 20% de participación en la propiedad del proyecto a las comunidades locales, la evaluación de impacto ambiental es rigurosa y sometida a estándares del Estado, y los parques eólicos obsoletos se renuevan con aerogeneradores de más potencia para limitar las nuevas extensiones de centrales.

Tenemos que pensar, señalan desde la Agrupación de electores, “que la ley de cambio climático y transición energética va a impulsar un cambio tecnológico que genera un importante desarrollo económico y también externalidades en forma de instalaciones que afectan y se apropian de bienes públicos (sol, aire, paisaje, suelo…), que asistimos a cambios masivos de uso del suelo, pero los beneficios que genera se concentran en pocas manos, cuando el factor limitante de la actividad es público y en consecuencia la comunidad debe participar también en la apropiación de los beneficios, con los que  generar un desarrollo real y equilibrado del territorio. Teruel Existe resalta que hasta el momento, con la política de renovables del Gobierno de Aragón “asistimos a una industrialización sin empleo, de amplias superficie del territorio, que soporta las afecciones y las cargas,  pero que por el contrario no participa con equidad en la distribución de los beneficios”. En consecuencia, a través de esta ley y de otras medidas legislativas y de regulación energética, “hay que cambiar este modelo de reparto de cargas y apropiación de beneficios y la gobernanza para la decisión sobre la ubicación de las centrales energéticas”. 

Shares
Shares