Teruel Existe pide que la concesión de las hidroeléctricas aporte al desarrollo territorial con la creación de entidades públicas locales

Guitarte alude al modelo alemán como ejemplo para desarrollar empresas públicas de renovables desde diferentes administraciones, y plantea que la reversión, por caducidad, de concesiones de embalses contribuya al desarrollo territorial con medidas que impulsen la generación distribuida. 

El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, ha intervenido en el pleno del Congreso en el que se debatía una Proposición de Ley planteada por Unidas Podemos acerca de la regulación del uso privativo de las aguas mediante la concesión para la producción de energía eléctrica y la asunción de las plantas hidroeléctricas por la entidad pública empresarial «Producción Energética Española», que finalmente no ha sido aprobada.

Teruel Existe ha planteado la ampliación de los objetivos de la proposición de ley presentada para situarse en línea con el Paquete de Invierno de la Unión Europea, “en relación con la eficiencia energética y al almacenamiento, en relación con las “comunidades ciudadanas de energía” y para que el consumidor activo y la gestión de la demanda ocupen el centro del sistema energético”.

Finalizadas las concesiones, la producción de energía  hidroeléctrica debe contribuir a corregir la despoblación 

Guitarte ha llamado la atención sobre que en la exposición de motivos no haya referencias sobre el origen y coste social y territorial que representó en su momento la política de concesiones hidroeléctricas en la España del siglo XX, “que impulsaron el desarrollo de las infraestructuras hidráulicas y de la hidroelectricidad en España, pero tuvieron un impacto socio-territorial enorme, en pueblos y comarcas de montaña que quedaron bajo las aguas, y sus habitantes forzados a la emigración”, y ha explicado que “el reverso del desarrollo de la hidroelectricidad es que las concesiones a empresas hidroeléctricas y la construcción de los embalses provocaron el anegamiento de valles y campos de cultivo, y la desaparición bajo las aguas o el traslado de numerosos núcleos” y ha citado algunos de ellos como ejemplo: “Talavera la Vieja (Cáceres), Portomarin en Lugo, La Muedra (Soria), Tiermas, Ruesta, Fayón y Mequinenza en Zaragoza, Barasona, Mediano y varios núcleos próximos y Jánovas cuyo embalse no llegó a construirse en Huesca, Argusino en Zamora, Sant Roma de Sau (Barcelona), Medianedo, Armada, Quintanilla, Lodares y Ferreras (León)”.

Desde Teruel Existe argumentan que dado que “las políticas de embalses e hidroeléctricas fueron uno de los factores que impulsaron la despoblación, la reversión de las concesiones debe servir para contribuir a corregir la misma mediante la generación distribuida y el impulso de empresas locales de energías renovables”.

Preservar la presa de los Toranes

El diputado turolense  ha manifestado que, “al igual que sucede con otras cuestiones de la actual política energética, en esta proposición de ley hay una omisión de su dimensión territorial”. Afirman que el contexto actual es indicador de “la necesidad de preservar en todo lo posible las instalaciones hidroeléctricas y atender situaciones concretas en la finalización de las concesiones”. En función de esta prescripción, Guitarte ha demandado preservar la presa de los Toranes, en el río Mijares, en Teruel, “por su rentabilidad demostrada, y su aportación a la lucha contra incendios, a la dinamización de la agricultura ecológica, al asentamiento de población, además de la conservación del patrimonio hidrológico”.

Oportunidad para la generación distribuida en zonas afectadas por despoblación

Tomás Guitarte ha defendido la certeza de la cita recogida en la exposición de motivos relativa a que la hidroelectricidad debe tener un papel de equilibrio y almacenamiento en la producción de energía así como impedir el uso especulativo de los recursos hídricos, “una situación que sucedía lamentablemente en los meses del  último verano”, añadiendo que también debe admitirse que “la distribución y localización de las centrales hidroeléctricas en territorios marcados por la despoblación, debe permitir combinar junto al almacenamiento en la producción de energía, la función de corregir la despoblación y los desequilibrios territoriales”.

De esta forma, Teruel Existe valora que la política sobre la hidroelectricidad es “una oportunidad para ampliar la posibilidad de pequeñas instalaciones de producción de energía”, en canales e infraestructuras hidráulicas, así como “para introducir una línea todavía casi sin desarrollo en la política de energías renovables en España, como es la generación distribuida”.

Proponen crear empresas públicas locales de renovables, siguiendo el modelo alemán

Por último, desde la tribuna del Congreso Tomás Guitarte ha defendido la oportunidad que esta ley supone para apostar de verdad por la generación distribuida, “con el impulso a las empresas locales, las comunidades de energía, y la creación de entidades públicas de energías renovables, bajo diferentes administraciones, como las de localidades pequeñas y grandes, como sucede en Alemania,  además de la configuración de la entidad pública empresarial que la proposición de Ley ha previsto para la gestión de la producción hidroeléctrica, de manera que asistamos a una democratización de la electricidad como propone el Paquete de Invierno de la Unión Europea”.

Desde Teruel Existe han solicitado que a través del proceso de debate en la comisión de Transición Ecológica, en la  exposición de motivos y articulado de la ley “tiene que quedar recogida la regulación y creación de entidades públicas de energías renovables, bajo diferentes administraciones”.