Inicio -> Actualidad -> Agrupación de Electores -> Teruel Existe denuncia que si se derruye la central de Andorra se limitarían las opciones de desarrollo en la transición energética

Teruel Existe denuncia que si se derruye la central de Andorra se limitarían las opciones de desarrollo en la transición energética

Consideramos que no se puede hacer desaparecer el patrimonio industrial, ni perder un recurso que puede ser un motor económico en otros sectores, como por ejemplo el turismo. Denunciamos que la Declaración de Impacto Ambiental carece de los informes de Patrimonio cultural y que ENEL en Italia sí que recualifica sus instalaciones para el desarrollo de los territorios.

Con la silueta de la Central Térmica de Andorra al fondo, el diputado Tomás Guitarte y los senadores de Teruel Existe, Joaquín Egea y Beatriz Martín, han mostrado en  una rueda de prensa al aire libre su preocupación por los nulos avances en la Transición Justa en Andorra y su oposición, desde la indignación que se extiende en la población turolense, al derrumbe de la Central térmica, tanto por la pérdida de un patrimonio industrial excepcional como por la desaparición de oportunidades para el desarrollo de Teruel.

Joaquín Egea ha comenzado resaltando que la Central térmica es un símbolo para todo el Bajo Aragón histórico, y Beatriz Marín ha recordado que el Movimiento y la Agrupación de electores han exigido una transición justa para estas comarcas y han realizado numerosas gestiones e intervenciones parlamentarias, señalando el problema y recalcando “la necesidad de crear puestos de trabajo de forma permanente, no pan para hoy y hambre para mañana.”

Tomás Guitarte ha transmitido que el emplazamiento de la rueda de prensa, con el horizonte de la  central térmica quiere ser  “un gesto de solidaridad con todos los habitantes de Andorra y de estas comarcas, a quienes se prometió una transición justa que nunca acaba de llegar, pese a los reiterados anuncios y promesas”.  Que en estos momentos cuando se anuncia  el calendario previsto para el desmantelamiento  de la Central, “parece que estamos condenados a que lo que pedimos no llegue, y aquello que no deseamos sí que venga. Parecen condenarnos a tener que admitir que la demolición de la central es el único trabajo que se ofrece en la transición justa.”

El diputado ha transmitido que Teruel Existe cree que la Central Térmica Andorra tiene suficientes valores patrimoniales ambientales, paisajísticos e históricos, evocando, a modo de metáfora, que la torre de la central “es la Torre Eiffel de la provincia de Teruel”. Consideran que un patrimonio industrial de este calado puede ofrecer oportunidades de futuro para parte de  la provincia de Teruel.

Teruel Existe han transmitido que llevamos tiempo trabajando en este objetivo, informando que en diciembre de 2019, después de las elecciones generales, mantuvieron una reunión con Endesa en la que le pidieron con insistencia que mantuviese las instalaciones de la central térmica de Andorra. Petición que han reiterado, siempre que han podido, en las intervenciones en el Congreso y en el Senado, y que han transmitido tanto al Ministerio de Transición Ecológica como al Gobierno de Aragón.

Guitarte ha destacado que creen que «es irracional demoler un patrimonio como este, un paisaje que explica la historia industrial de la provincia de Teruel durante el siglo XX, un patrimonio que en otros sitios de Europa y España han demostrado que puede servir como recurso económico para el futuro, y entendemos que, incluso para la propia empresa, es beneficioso para su imagen.”

La Agrupación de electores ha señalado que consideran que la autorización administrativa que autoriza la demolición, “tiene un fallo de origen. Desde el principio se ha obviado o ignorado el valor patrimonial de estas instalaciones”. Valoran que en la Declaración de Impacto Ambiental que emite el Ministerio de Transición Ecológica “se detectan varios errores, no se ha consultado, cómo están obligados por ley, a aquellos organismos dedicados a la protección del patrimonio cultural, al igual que se consulta a las organizaciones ecologistas o a las otras organismos sectoriales.  La propia DIA admite que no ha atendido algunas aportaciones, con lo cual entienden que “desde el inicio, hay un error de forma y también de fondo que ha impedido considerar el valor patrimonial de estas instalaciones. al no contemplar la aportación de documentos que estaban justificados”  Por otro lado han destacado otro error importante, en este caso de la DGA: que no ha incorporado al expediente de la Central de Andorra que en marzo del 2020 el Rolde de Estudios Aragoneses presentó a la Dirección General de Patrimonio del Gobierno Aragón una solicitud de incoación como bien de interés cultural. La simple aprobación o inicio de tramitación de esta solicitud hubiera paralizado cualquier proceso de desmontaje; sin embargo, el Gobierno de Aragón no ha tramitado esa solicitud ni ha iniciado el expediente.

En relación a esta minusvaloración del valor patrimonial de la Central de Andorra, Guitarte considera que “es obviamente una decisión voluntaria, porque no creo que nadie dude, y sino que traigan cuántos expertos europeos quieran, que tiene un valor patrimonial histórico de relevancia, que merece que se mantenga; parece que hay una voluntad manifiesta de ocultar el valor patrimonial para permitir el derribo, y nosotros creemos que como turolenses no debemos permitir que se demuela una oportunidad de futuro y de las que tan pocas  tenemos.”

Han destacado que el plan general de ordenación urbana de Andorra dice en sus disposiciones normativas sobre “la arquitectura de sus instalaciones por lo que merecen ser conservadas en el futuro, aún después de su obsolescencia respecto al uso actual, para buscar funciones alternativas relacionadas con el ocio, la cultura y el turismo”. Y en su catálogo de patrimonio por ejemplo protege la torre de la mina de San Juan y  la torre del pozo de San Juan, por lo tanto, Teruel Existe resalta, que la Central tiene mucho más valor y potencial. Estamos “ante una chimenea que es la segunda estructura de hormigón más alta de España, es más alta que la Torre Eiffel; es un icono que nos puede generar recursos patrimoniales para el futuro, y sería lamentable demoler algo que nos puede dar oportunidades sobre todo cuando la empresa puede disponer con facilidad de suelo en las proximidades”, ha zanjado Guitarte.

Valoran que los 60 millones de euros que Endesa quiere invertir en demoler las instalaciones, se deben destinar a rehabilitar las instalaciones; “habría trabajo igual para la rehabilitación. Ahora se pueden iniciar trabajos de descontaminación y limpieza, mientras que se debe convocar una reunión urgente entre todos los interesados”, y para ello van a intentar convocar al Gobierno de España, Gobierno de Aragón, la empresa y agentes sociales”. Han recordado que Endesa cuando era una empresa estatal obtuvo unos grandes beneficios en estas instalaciones, “toda la provincia estuvo al servicio de la producción energética, creo que se merece esa memoria histórica, si seguimos así no quedará rastro de lo que fue la provincia en el siglo XX.” 

Van a proponer que se produzca una reunión de urgencia, y han recordado que la autorización que recientemente dictó el INAGA,  autorizando la demolición, es todavía recurrible, a través de un recurso de alzada. Creen que todavía hay posibilidad de que la empresa replantee su intención inicial,  porque creen que beneficiaría su apuesta por la sostenibilidad y su imagen. Guitarte ha destacado que creen que el camino para enfrentar este problema “siempre es el del diálogo, lo mejor es convocar a todas las partes y empezar a llegar a un acuerdo; pero no descartamos, si no hay otro camino, como último recurso, recurrir la decisión de autorización; de momento en recurso de alzada y posteriormente en el procedimiento administrativo que requiriese”, destacando que siempre apuestan por el diálogo como vía de consenso. El diputado ha informado que la matriz de Endesa, Enel, en Italia, ha recualificado 23  centrales para darles un uso alternativo. 

“No encontramos ninguna justificación para que tengan que demolerse las instalaciones. El mismo dinero que se invierte en demoler puede invertirse en conservar”; recordando que hay muchos ejemplos en Europa donde el patrimonio industrial se ha convertido en un elemento dinamizador de la economía.  Guitarte ha valorado que, salvando las distancias, la central podría se  “el Dinópolis de todo el Bajo Aragón histórico, un foco de atracción turística, generando un proyecto vinculado a la minería, que integrase en su recorrido la cuenca minera de Utrillas y de Escucha, la Central de Aliaga, la Central de Andorra, un conjunto que tendría una potencia a nivel europeo”, y valora que es una oportunidad que no debe perder la provincia.

“No podemos cargarnos una oportunidad de las pocas que tiene la provincia de recursos distintos para diversificar la economía, que toda la comarca no viva solo del sector eléctrico sino que empiece a diversificar en distintos sectores, como ha ocurrido con el crecimiento de Teruel y las comarcas cercanas por el influjo de Dinópolis, atrayendo inversores con la construcción de hoteles y servicios”, ha concluido Guitarte.

Ante las preguntas de los medios sobre el mantenimiento posterior, Guitarte ha respondido que hay muchos ejemplos, “se suelen constituir fundaciones participadas por instituciones privadas y públicas, dedicadas al mantenimiento conservación y explotación de los recursos patrimoniales, que plantean los usos posibles y afrontan su gestión económica para el mantenimiento con los ingresos que generan.” 

Rueda de prensa a los pies de la central de Andorra

Shares
Shares