Inicio -> Actualidad -> Teruel Existe -> Teruel Existe alega contra la línea eléctrica y el Clúster Begues, “una invasión del norte de Teruel para llevar la energía a Barcelona”

Teruel Existe alega contra la línea eléctrica y el Clúster Begues, “una invasión del norte de Teruel para llevar la energía a Barcelona”

La nueva línea de alta tensión de 300 km que cruzará la provincia de Teruel hasta Barcelona, desde Cucalón (Jiloca) a Begues, la considera “ilegal” hasta la Diputación de Tarragona

El Movimiento ciudadano Teruel Existe ha presentado alegaciones al macroproyecto energético denominado Clúster Begues, de Forestalia, cuya Solicitud de Autorización Administrativa Previa y Declaración de Impacto Ambiental concluye su fase de información pública esta semana.

Clúster Begues_PFot-539 AC” es un nuevo macroproyecto compuesto por 4 centrales eólicas y una central fotovoltaica ubicadas en la zona norte de Teruel, que afecta a muchos municipios turolenses. La intención es llevar la energía desde todo el norte de la provincia de Teruel hasta Barcelona, a la subestación de Begues (Baix Llobregat), para lo cual el proyecto incluye una nueva línea de alta tensión de 300 kilómetros, que cruzará las provincias de Zaragoza, Teruel, Tarragona y Barcelona, a la que Teruel Existe informa que “van a añadir nuevos clústers con el denominado Proyecto Sputnik”.

Según detalla el proyecto, “la infraestructura de evacuación asociada en las provincias de Barcelona, Tarragona, Teruel y Zaragoza”, con los parques eólicos El Pelado (38,5 MW) en Allueva, Bea, Calamocha y Fonfría (Teruel), Honos (49,5 MW) en Vivel del Río Martín, La Hoz de la Vieja, Segura de los Baños y Maicas (Teruel),Lera (38,5 MW) en Salcedillo, Allueva y Fonfría (Teruel) y San Vicente (49,5 MW) en Cucalón, Lanzuela, Bea, Lagueruela (Teruel), y el Parque solar fotovoltaico Jaime I, de 40 MWp en Lechón (Zaragoza) y Cucalón (Teruel).

Desde el Movimiento ciudadano insisten en que la energía debería producirse cerca de los principales puntos de consumo y que esta provincia está sufriendo una “saturación invasiva de instalaciones de centrales de energías renovables transformando su territorio”, cayendo en los errores del pasado al permitir otro proceso más de colonización extractiva que pone los territorios de la España Vaciada al servicio de las zonas más pobladas, con fines puramente lucrativos e incontrolados. Por este motivo indican que trabajan “contrarreloj” y, al igual que hicieron con los estudios de impacto ambiental del Clúster del Maestrazgo y los Parques eólicos de Cabigordo y Agualobos, han presentado alegaciones al Cluster Begues y sus líneas eléctricas, y ya están trabajando “en las del mega proyecto que será su continuación, el Clúster PEol 482 AC, y en las del Matarrraña donde pretenden instalar 84 molinos”.

Un mega proyecto lleno de irregularidades que oculta muchos más previstos”

En las alegaciones presentadas por Teruel Existe inciden en que este conjunto de centrales eólicas, plantas fotovoltaicas e infraestructuras de evacuación constituye un Plan, y no un proyecto, por lo que consideran que debe ser evaluado ambientalmente como un Plan y someterse a Evaluación Ambiental Estratégica. En cuanto a la nueva línea planteada como ”de evacuación” de la energía”, se trataría realmente de una línea de “transporte” de energía, y destacan que conlleva un trámite completamente diferente.

Detallan que es una anomalía y se incurriría en fraude de ley al someter este conjunto de instalaciones a información pública englobado en un “ente” denominado «Clúster Begues PFOT-539 AC», puesto que se trata realmente de “un subconjunto de mega instalaciones denominado Proyecto Sputnik”. Además, el estudio de alternativas está condicionado por la línea de evacuación, cuando recuerdan “debería justificar en primer lugar su emplazamiento y, en consecuencia, establecer por dónde se evacúa la energía”. Denuncian que tampoco existe estudio de vientos para justificar los emplazamientos eólicos.

Sobre el estudio de impacto ambiental, consideran que está fragmentado en tres partes diferentes, pero dado que se presenta como un proyecto, debería plantear un solo estudio. En las alegaciones resaltan que apenas se han realizado observaciones de campo sobre la fauna y faltan evaluaciones ambientales de las repercusiones sobre determinadas especies protegidas. Se atraviesan zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA),algunas en peligro de extinción, la línea de evacuación atraviesa doce de ellas: “se arrasan hábitats de interés prioritario protegidos por la Directiva Europea de Hábitats, y en el caso de algunas de las alternativas planteadas, muchas están ambientalmente prohibidas”.

Teruel Existe considera que “el proyecto supone la industrialización de suelo protegido”. Dos de las centrales eólicas, El Pelado y Lera, se enclavan en territorio protegido por la Red Natura 2000, como el Lugar de importancia Comunitaria Sierra de Fonfría. Consideran que “el estudio de afección al paisaje es deplorable” y que se han omitido tanto el estudio de impacto arqueológico como el estudio paleontológico.

Afirman que “la valoración de empleo que presentan en los proyectos no se atiene a la realidad, en función de los estudios realizados en comarcas donde ya están implantadas estas centrales, así como tampoco lo harían los supuestos beneficios económicos para el terreno”. Y en cuanto a los datos de población, ponen el ejemplo de la Comarca Campo de Belchite, donde se ha seguido perdiendo población a pesar de contar con estas instalaciones.

La publicación en agosto complica el proceso de información a la comunidad

Argumentan que el procedimiento de información pública contempla un plazo excesivamente corto para consultar una documentación tan amplia, unos 7000 folios, y que no haya existido participación ciudadana en la elaboración de los proyectos. Critican que la publicación se haya llevado a cabo en el mes de agosto, “un periodo en el que los ayuntamientos de muchos de nuestros pueblos se encuentran bajo mínimos, con vacaciones de sus secretarios y técnicos, e incluso de los propios vecinos, propietarios afectados directamente por este proyecto”.

La Diputación de Tarragona se opone, “¿y la Diputación Provincial de Teruel?”

Teruel Existe ha lamentado “la inacción de las instituciones aragonesas”, en alusión al contraste de la defensa del territorio que se está haciendo en la parte catalana, donde ayuntamientos y comarcas afectados anunciaban la presentación conjunta de alegaciones, y la Diputación de Tarragona ha redactado un informe jurídico y se opone públicamente a la construcción de la línea de alta tensión.

Representantes públicos de Ayuntamientos y presidentes de Consejos Comarcales convocaron el pasado martes una rueda de prensa conjunta para expresar su rechazo a la nueva línea. La presidenta de la Diputación de Tarragona, Noemí Llauradó, denunció el impacto “claro” sobre el aspecto ambiental pero también señaló el “incumplimiento de la Ley del Sector Eléctrico”, aludiendo a que Forestalia en este caso no solo genera la energía sino que desarrolla líneas para su transporte, cuando la ley prevé que el transporte lo desarrolle solamente la Red Eléctrica Española (REE).

Para Teruel Existe, “en Aragón las instituciones no parecen preocupadas por su territorio, desconocemos si nuestra Diputación Provincial ha presentado alegaciones al proyecto, porque quizá todo lo que conlleva les parece bien”. Aseguran que “no se entendería que dejasen sola a la ciudadanía, tan solo apoyada en la voluntariedad de los movimientos sociales, ante un proyecto de tal envergadura, que condicionará el desarrollo y el paisaje de nuestra provincia”.

Igualmente se preguntan si se ha llevado a cabo un asesoramiento y apoyo a los ayuntamientos implicados en este asunto, “viendo lo acontecido en Tarragona, donde la Diputación está al frente y las instituciones han trabajado de la mano”. “Aquí nos queda la sensación de la inacción de nuestras instituciones y la connivencia de la Administración con las grandes empresas, en este caso, en detrimento del territorio”. Esperan que la actuación “decidida y consensuada” que allí han puesto en marcha más de treinta ayuntamientos y siete consejos comarcales, con el apoyo de la Diputación Provincial, sirva de ejemplo para nuestros representantes.

Teruel Existe en la organización de la Manifestación de Aliente en Madrid

El Movimiento ciudadano está integrado en Aliente (Alianza Energía y Territorio), un colectivo estatal formado por agrupaciones de toda España para proponer una transición energética justa y en la organización de la gran manifestación de Madrid que se realizará el sábado 16 de octubre. Están trabajando en la organización de autobuses desde la provincia.

Shares
Shares