Teruel Existe y la Plataforma del Ferrocarril lamentan que el Foro del corredor Cantábrico Mediterráneo obviara la importancia de este eje para pasajeros

Ambos movimientos sociales consideran que el acto celebrado en Zaragoza fue una oportunidad perdida al no tener en cuenta el verdadero potencial del corredor

El movimiento ciudadano Teruel Existe y la Plataforma en Defensa del Ferrocarril lamentan que el Foro para el Impulso del Corredor Cantábrico Mediterráneo celebrado el pasado 15 de septiembre en Zaragoza pasara de largo por algunos aspectos de vital importancia, como la necesidad de impulsar este eje como una vía de transporte de pasajeros o el impulso al aeropuerto de Teruel, el único que tiene la infraestructura ferroviaria dentro de la propia instalación. Para el portavoz de las plataformas, Manolo Gimeno, “fue tan importante lo que dijeron los participantes como lo que no dijeron”, y ha lamentado que se mezclara con frecuencia “el corredor con la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto”, cuando son dos cosas distintas.

Para Gimeno, es un “grave error” que no se hicieran menciones explícitas sobre el “potencial” que tiene este corredor para “el transporte de viajeros” y que no se mencionara en ningún momento “el estudio de viabilidad licitado en 2018 por Adif”, que lleva un año de retraso en la difusión de sus resultados, ni el estudio licitado por la Fundación Transpirenaica sobre el impacto del corredor en las ciudades como Teruel, que fue adjudicado a la Universidad de Cantabria “y desde hace tres años estamos esperando sus conclusiones”.

Gimeno ha reprochado también que la conexión de la plataforma ferroviaria Platea con el aeropuerto siga sin estar operativa “más de diez años después, a pesar de la tan cacareada intermodalidad y a pesar de que este es el aeropuerto de mayor proyección industrial de Europa”.

Para el portavoz de ambos movimientos, es “preocupante que nadie hiciera mención “sobre los estudios informativos del Corredor que se están realizando entre Sagunto y Teruel y entre Teruel y Zaragoza”,  ni se hiciera referencia a que “con un trazado proyectado en el siglo XIX, radios de curvas cerrados y rampas de hasta 24 milésimas, con limitaciones de carga a 950 toneladas su viabilidad económica está más que comprometida”. Como apunta Gimeno, los estándares para mercancías se encuentran por debajo de 18 milésimas, lo que demuestra que el trazado actual es obsoleto: “es difícil de comprender que por el Canfranc puedan transportarse más de un millón de toneladas de mercancías/año con rampas de 43 milésimas que se encuentran casi en el límite de la adherencia ferroviaria. Según Gimeno, los apartaderos de 750 metros, para trenes de esa longitud, “van a transportar en torno a 120 toneladas netas (el equivalente a 5 trailers). El resto serían plataformas vacías o contenedores llenos de aire”. Consideran que estos apartaderos tendrían que haber estado finalizados en octubre de 2018, pero todavía no están operativos, y están condicionado además el adecuado funcionamiento de la línea ferroviaria.

Como reclama Gimeno, “la única opción posible para conseguir los objetivos de conectividad es la de construir sin demora el corredor según estaba programado, con doble vía electrificada de altas prestaciones y el uso mixto de viajeros y mercancías”.

El Foro para el Impulso del Corredor Cantábrico Mediterráneo, una infraestructura estratégica para el Estado y fundamental para la vertebración de la provincia de Teruel y la comunidad autónoma de Aragón, estuvo organizado por organizado por la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana y la CEOE de Aragón, y participaron los presidentes de las dos comunidades, Ximo Puig y Javier Lambán. También intervinieron los representantes de las autoridades portuarias, presidente del Colegio de Ingenieros industriales de Aragón y responsables de transporte ferroviario de mercancías, de transporte de mercancías por Carretera y de áreas logísticas. La presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, ofreció la ponencia de honor.