Inicio -> Actualidad -> España Vaciada -> La Revuelta de la España Vaciada cumple un año y cada vez está más fuerte y coordinada

La Revuelta de la España Vaciada cumple un año y cada vez está más fuerte y coordinada

Este 31 de marzo se cumple un año del comienzo de uno de los grandes movimientos sociales que han tenido lugar en este país, la Revuelta de la España Vaciada en la que se unieron más de 90 plataformas de 23 provincias que sufren un gran desequilibrio territorial. Cien mil ciudadanos de estos territorios dijeron basta, uniéndose a esta Revuelta en una gran manifestación en Madrid para visualizar la marginación que han realizado todos los gobiernos de la democracia con más del 70% del país. provocando una desvertebración y falta de oportunidades de desarrollo tremenda que ha llevado a emigrar a gran parte de sus pobladores.

A lo largo de este año han seguido trabajando y movilizándose, se han reunido con diferentes políticos y presentando el documento de la España Vaciada el pasado mes de agosto con el que plantean un Pacto de Estado por el equilibrio y la sostenibilidad territorial; el 4 de octubre realizaron una gran movilización con la iniciativa #YoParoPorMiPueblo, se manifestaron unas 300.000 personas en más de 3.800 pueblos y ciudades de 23 provincias.

Durante este tiempo no han parado de sumarse plataformas de otros territorios, ya son más de 120 entidades, y de organizarse creando órganos coordinadores a nivel nacional (el conocido como E-20), autonómicos y provinciales. Estos días tenían prevista en Jaén una reunión de trabajo y conmemorativa, de ámbito estatal, y con la pandemia del coronavirus se ha tenido que aplazar.

En el documento de la España Vaciada ya advertían que si la política no iniciaba un proceso de reversión de la grave problemática que afecta a estos territorios, las plataformas darían un paso adelante para conseguirla, porque como destacan a menudo “no vamos a permitir que dejen morir nuestros territorios”.

Tras la manifestación del 31M volvieron a ver cómo los políticos después de muchas promesas no aportaron soluciones, y que los partidos fueron incapaces tras las elecciones de abril de ponerse de acuerdo para formar un gobierno Al volver a realizarse elecciones, una de las plataformas que lideran esta Revuelta decidió presentarse como una Agrupación de Electores. El 10 noviembre todo el país se sorprendía con Teruel Existe, cuando vio que un Movimiento ciudadano, dejando a un lado los partidismos y priorizando soluciones a los problemas reales que históricamente lastran el desarrollo sostenible de la provincia, ganaba las elecciones en la misma. Posteriormente las plataformas, en la reunión de la España Vaciada que mantuvieron el 15 de diciembre en Nieva de Cameros (La Rioja), pidieron al diputado y senadores de Teruel Existe que fuesen también la voz del conjunto de los territorios de la España Vaciada en el Parlamento.

Ahora con la pandemia del coronavirus vemos como esta gran parte de España sufre el déficit de recursos en servicios como la sanidad, o como la brecha digital provocada por la falta de telecomunicaciones de calidad, les lleva a tener graves problemas con el teletrabajo y la formación a distancia. En el Congreso hemos escuchado al diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, destacar estas carencias y lanzar una reflexión: “de esta pandemia tenemos que aprender, entre otros muchos aspectos, que es mejor otro modelo de desarrollo, más equilibrado, con sostenibilidad territorial, y no solo el de las grandes urbes donde estas situaciones son más difíciles de afrontar”.

Este 31 de marzo la Revuelta de la España Vaciada ha emitido un manifiesto poniendo en valor este primer año de unión y trabajo, la energía e ilusión que tienen todas la plataformas en avanzar y seguir exigiendo soluciones juntas; además respecto a la pandemia del coronavirus que vivimos transmiten esperanza y ánimo a toda la población, y agradecimiento a todos los que luchan en primera línea. Su manifiesto termina acordándose especialmente de los pueblos, ”queremos transmitir un mensaje de esperanza y decirles a todos y cada uno de los habitantes de nuestros municipios rurales que nuestros aplausos también son para ellos, que no son olvido y que cuando todo esto pase seguiremos trabajando para acabar con la discriminación que sufrimos. Juntos lo conseguiremos.”.

Es evidente que este movimiento social es imparable, y que sus reivindicaciones son más que justas, ya que nuestro país es líder en la Unión Europea en despoblación y en desequilibrio y falta de cohesión en más del 70% de su territorio, provocada por la propia acción del Estado cuando el objetivo de los fondos que se recibían de la U.E. era justo para reducir las diferencias. Desde la Revuelta de la España Vaciada transmiten que no sería justo que, ahora de nuevo, con motivo de esta nueva crisis y una vez la hayamos superado, tengan que volver a ver como no se atienden sus demandas, tal como ha venido sucediendo históricamente, porque como ya han destacado en otras ocasiones “no todo es cuestión de grandes presupuestos, hay medidas que no tienen un gran coste cuando se realizan en pequeños municipios, y porque los planteamientos deben ser a medio y largo plazo, trabajando cercanos a cada territorio para potenciar sus recursos”.

MANIFIESTO, 31 de marzo de 2020

LA ESPAÑA VACIADA:  JUNTOS LO CONSEGUIREMOS

Es en estas fechas, exactamente el 31 de marzo, se cumple el primer aniversario de la manifestación que tuvo lugar en Madrid y que congrego a decenas de plataformas ciudadanas de la “España Vaciada” (EVA), llenando las calles de la ciudad con cerca de 100.000 personas que, como sociedad civil, reivindicaban la discriminación y abandono por los poderes públicos versus a otra España que crece y prospera porque si se apuesta por ella.  Esta se convirtió en el motor de arranque para el inicio de la Revuelta de la España Vaciada.

Un año después, el mundo esta prácticamente paralizado por la propagación del COVID-19, ya por todos conocido.  España, es uno de los países más severamente castigados por una crisis sanitaria con repercusiones económicas sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial.  La cifra de contagiados y fallecidos no deja de crecer en una sociedad del siglo XXI que se cree innovadora, moderna e incluyente, pero lo cierto es que esas cifras, que no son números sino personas con nombre y apellidos, evidencian que esa no es una realidad cierta.  Mientras esto sucede, España se encuentra en Estado de Alarma, decretado el pasado 14 de marzo por el Gobierno de la nación, cuya máxima es el confinamiento de la ciudadanía en sus casas, para intentar frenar la curva de contagios, habiéndose convertido esta medida de seguridad y protección en la mejor vacuna que existe hasta el momento para derrotar a la pandemia.

La “España Vaciada” ante esta situación en la que se necesita ganar tiempo para ganar la batalla al virus, quiere poner de manifiesto su solidaridad con toda la sociedad civil en estos momentos tan críticos y agradecer a todo el personal sanitario y a todos aquellos profesionales, voluntarios, Cuerpos de Seguridad y Ejército que están en primera línea de fuego, su trabajo y esfuerzo diario en el que ponen su vida en riesgo para salvar la de los demás: Gracias.   En estos momentos en los que la generosidad, la responsabilidad y todos y cada uno de los valores humanos se han convertido en tangibles, en la que los abrazos se sienten con emoción sin tocarnos, en un derroche de ellos sin parangón, la “España Vaciada” se suma al llamamiento de quedarse en casa para que muy pronto esta pesadilla acabe y volvamos a compartir sin distancia social todo lo bueno que nos ofrece la vida.  No tenemos recetas mágicas, pero es cierto que la serenidad es clave para sobrellevar estos momentos de confinamiento.  En los que la soledad ante el aislamiento debe convertirse en momentos de reflexión.  Sin duda debemos ser conscientes de que juntos lo superaremos.  Posiblemente ya no seremos los mismos cuando esto pase, pero la transformación vital que estamos atravesando nos servirá para construir un mundo con mayor y mejor justicia social.

La “España Vaciada”, un movimiento transversal y horizontal, ha estado trabajando en este último año decidida a agitar conciencias y movilizando a la sociedad civil para transmitirles que sólo en unidad podemos batallar contra el olvido y abandono histórico institucional que sufren los territorios.

Tras aquella gran manifestación del 31 de marzo, las más de 120 plataformas que aglutina la EVA, hemos organizado más movilizaciones pacíficas como la del 4 de octubre en la que “Yo paro por mi pueblo”, se secundó en más de 3.800 pueblos de 23 provincias, en la cual se realizaron unas 10.000 concentraciones y en el que se movilizaron unas 300.000 personas y que supuso un despertar de los pueblos y de la sensibilización del medio rural.

En diciembre de 2019 mantuvimos un primer encuentro conjunto en la pequeña localidad de Nieva de Cameros (La Rioja),  para evaluar las actuaciones llevadas a cabo en el año 2019 y preparar la estrategia para este 2020, con el objetivo de afrontar eficazmente el grave problema del desequilibrio territorial en España. Allí nació el E-20, una Comisión Coordinadora, de ámbito nacional, que está formada por 20 representantes de las organizaciones y colectivos pertenecientes a la “EVA”.  Fue en esta reunión, donde se acordó el plan de trabajo del primer trimestre del año, para que territorio a territorio fuera organizando su propia coordinadora a nivel provincial y regional.  Es el caso de la “Eva Aragonesa” que se constituyó el pasado mes de enero para trabajar conjuntamente por los pueblos, comarcas, provincias y Comunidad Autónoma de Aragón. 

La “España Vaciada” tenía previsto celebrar en Jaén un foro de reflexión que fuera encuentro de debates y decisiones, al que iban a asistir el conjunto de plataformas de la denominada Coordinadora Nacional E-20, pero por la situación de emergencia sanitaria que estamos padeciendo debida al COVID-19, se decidió unánimemente aplazarla para fechas venideras.

La prioridad es ahora erradicar la pandemia que ciudades y pueblos están padeciendo. Queda latente en este momento el abandono de nuestros pueblos, foco de vulnerabilidad por la población envejecida que vive en ellos. Las deficiencias en inversiones sanitarias, infraestructuras, internet y un largo etcétera, son ahora más que nunca una evidencia empírica a la que la “España Vaciada” quiere dar solución para que todos tengamos las mismas oportunidades.  Cuando todo esto pase, que pasara, seguiremos trabajando con el mismo ímpetu y convicción por el equilibrio territorial y un mundo rural sostenible que viva en connivencia con las ciudades.

Desde la “España Vaciada” queremos transmitir un mensaje de esperanza y decirles a todos y cada uno de los habitantes de nuestros municipios rurales que nuestros aplausos también son para ellos, que no son olvido y que cuando todo esto pase seguiremos trabajando para acabar con la discriminación que sufren. Juntos lo conseguiremos.

Shares
Shares