Inicio -> Actualidad -> Teruel Existe -> Hace 20 años, Un ángel nos prestó su gabardina y nuestra rebeldía ya no tiene frío (E. Gastón)

Hace 20 años, Un ángel nos prestó su gabardina y nuestra rebeldía ya no tiene frío (E. Gastón)

A las 12 del mediodía del soleado y frío miércoles 1 de diciembre, hace 20 años el silencio abrigó la provincia de Teruel cinco minutos. Por la Plaza San Juan de la ciudad, varios hombres y mujeres llevaban en sus manos cartones con unas letras pintadas por ellos mismos que, todas juntas, formaban una frase: “¡Teruel Existe!”

De entonces al presente esas dos palabras han recorrido el mundo, con ellas han crecido nuestros jóvenes y envejecido todos y digan en favor o en contra por lo bajo o lo alto voces individuales, representantes institucionales o medios de comunicación, ésas dos palabras han unido a los turolenses frente a la irrespetuosa desidia, conmiseración e irresponsabilidad gubernamental de la dos últimas décadas en nuestra provincia. Ésas dos palabras -que proclaman sin apuntar directamente a nadie porque cada cual sabe leer las verdades que encierran- nos han sostenido firmes día tras día veinte años en pos de un compromiso con el territorio donde nacimos o al que nos unimos para luchar contra la injusticia próxima.

Dos palabras a veces son un verso y Celaya ya dijo que la poesía es un arma cargada de futuro. Los hombres y mujeres que salieron silenciosos a la calle la mañana fría y soleada de 1999 y los que pasearon sus letras artesanas, sin que seguramente hayan escrito ni escriban nunca unas rimas fueron y son Poetas, porque solo los poetas resumen en dos palabras el sentir de miles de personas y lo gritan sin cesar ni cejar a los cuatro vientos del mundo y llegan al corazón de las sencillas multitudes. Sólo los soñadores sienten, persiguen y se empeñan en lo verdaderamente revolucionario que es decir la verdad con datos, con imaginación y sin miedo reclamando el verdadero objetivo de la humanidad: ser equitativamente felices o justamente felices en su tierra. Ni más, ni menos. Por eso, ocultando el temor a tal reclamación universal e incuestionable, los círculos “importantes” del poder hablan de los poetas y los “soñadores” despectivamente, porque son los poetas y los soñadores los que reclaman riqueza equilibrada con alma y hablan de números y estadísticas con el latido del corazón persiguiendo la meta marcada en ésa Ítaca como destino posible, sabiendo que es posible con voluntad, unión, constancia y limpieza.

Y dicho esto, hoy 1 de diciembre de 2019, quede claro desde aquí al mundo que si las todas las “Señorías” que han sido así llamadas hubieran hecho sus “deberes”, cumpliendo con esta provincia las “promesas” proclamadas a lo largo de los pasados veinte años en sus programas electorales, Teruel Existe estaría vigilante a los fallos cotidianos del sistema pero NO hubieran tenido que ir ciudadanos de a pie, los poetas, a meterse en los lugares de “trabajo” de los “políticos profesionales” para exigirles el cumplimiento de lo que prometieron ante la Ley y el pueblo y no han hecho.

Siempre hemos sostenido que Teruel Existe somos todos y, en el futuro, todos seremos necesarios. Teruel Existe no quiso ser ni quiere ser ni es “un partido político”. Lo repetimos una vez más para que nadie se confunda ni confunda a otros: En el devenir de nuestro Movimiento Ciudadano, como una acción reivindicativa más, ha surgido la Agrupación de electores, un trozo de la sociedad que vive este país y, harta de los obstáculos para hacerse oír directamente, se ha arriesgado a romper y saltar humilde y democráticamente esos obstáculos SOLO para reclamar alto y claro sus justas demandas en las más altas instancias nacionales, demostrando al mundo la inoperancia rayana en burla que viene sufriendo la provincia año tras año por parte de tantos sentados “representantes políticos”. Si esa proclama es coro ya lo advirtió el poeta Benedetti: En la calle, codo a codo, somos muchos más que dos. Nosotros sí leemos y aplicamos.

Como también escribió Rey del Corral: Vamos simplemente a trabajar, a arrimar el hombro al tajo recordando al poeta que subió al estrado del Congreso y pronunció el nombre de Teruel tratando de empujar que fueran realidad en esta provincia las más justas y hermosas aspiraciones de sus hombres y mujeres para vivir entre todos y hacer crecer aquíotras aventuras más hermosas.

Muchas cosas pueden ser distintas desde este 10 de noviembre de 2019, muchas más cosas que las que la furufalla de unos resultados electorales ponen sobre la mesa. Muchas enseñanzas y reflexiones surgen, son necesarias y se plantean para todos y cada uno de los habitantes, no solo de la provincia de Teruel que ha roto “la muralla” después de llamar muchas veces a la puerta de ese supuesto “castillo” de los poderes y encontrarse con lo que siempre se ha encontrado, sino para TODOS, para TODOS los que viven en este país llamado España, Europa y el resto del mundo

A partir de este 10 de noviembre, más allá de la espuma aparente que ha supuesto la llamativa noticia de la irrupción en las Cortes Generales de los representantes de una Agrupación de Electores, -sencillos ciudadanos sin adscripción política pero SI con ideología, porque representan el conjunto de ideas y principios fundamentales sobre los cambios socioeconómicos que deben realizarse en un territorio y sus habitantes mayoritariamente reclaman- debe reflexionarse y enseñarse en las escuelas y Universidades, en los centros de trabajo y en los Parlamentos el significado, profundidad y alcance de ésa irrupción.

Sabemos que los arrellanados en la “práctica política” –no sabiduría- del poder piensan que antes o después los recién llegados “entrarán en sus juegos…” y sabemos por qué, encerrados en sus particulares luchas, urden las más variadas y a veces deplorables “estrategias” de presión sobre quienes representan a los que siendo hasta hace pocos días “insignificantes soñadores” han hecho HISTORIA de la buena. ¡Es lo que tiene trabajar por un buen “sueño”! Frente a los primeros, el resto de los ciudadanos en nuestra provincia confiamos que estos “de pueblo” no se dejen obnubilar por los efímeros oropeles ni arredrar por las amenazas y sean nuestra voz, oídos y manos. Se lo deben y se lo debemos a quienes, imborrables e innumerable poetas de lo sencillo “Made in Teruel” estuvieron y están reblando desde el principio hasta hoy para sentir que veinte años no son nada y ha merecido la pena vivirlos y bregarlos si feliz la mirada Te busca y Te nombra… orgullosa con infinitos nombres.

Por eso, a los jóvenes ruego que lean poesía y la hagan realidad en su profesión y en su vida.

Ahora, levantemos todos nuestra copa porque con los turolenses del ayer, el hoy y el mañana Teruel existe, sigue y ojalá ése espíritu se multiplique.

Lucía Pérez García-Oliver (Miembro histórico del Movimiento Ciudadano)

Shares
Shares