Aragón Existe reclama estabilizar el presupuesto para la extinción de incendios y que el operativo atienda otras urgencias en el medio rural

El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, mantuvo una reunión esta semana con representantes de los sindicatos en la empresa pública Sarga, en la que se trató la situación del personal que forma el Operativo de Prevención y Extinción de Incendios Forestales en Aragón, y en la que recibió un informe sobre el actual estado del personal realizado por la parte social de esta empresa pública.

Durante la reunión, los representantes de los trabajadores transmitieron cómo a pesar de los incrementos en el presupuesto que lleva haciendo el Gobierno de Aragón a través de la dirección general de Medio natural en los últimos 3 años, “el operativo de incendios forestales sigue precarizado e infravalorado”. Se puntualizó que una gran parte del incremento se está invirtiendo en nuevos vehículos, aplicaciones informáticas y comunicaciones, además de reformar los centros de trabajo de las cuadrillas forestales, y describieron cómo en algunas comarcas “no cumplen ninguna normativa y no son instalaciones dignas para poder ejercer su trabajo”. 

Los 800 componentes del Operativo de Prevención y Extinción de Incendios Forestales en Aragón, entre vigilantes, autobombas y cuadrillas, que dependen de la empresa pública SARGA, han visto incrementados en los últimos años los meses de contrato, pero no están trabajando los 12 meses del año al 100% de contratación y consideran que esta precariedad “hace muy difícil la profesionalización del operativo”.

Aragón Existe considera que “con muy poco presupuesto más cada año y una buena gestión, tendríamos 800 puestos de trabajo fijos en el medio rural”. Valora que “es muy importante para asentar población en los pueblos y atraer nuevos pobladores”. La formación coincide con los sindicatos en que “hay que avanzar para mejorar estos empleos y el operativo de extinción de incendios”, y destaca que “es imprescindible fijar la partida económica en los Presupuestos del Gobierno de Aragón para estabilizar este servicio todo el año, y que en ningún caso se den pasos atrás perdiendo todo lo avanzado”.

Además Aragón Existe reclama que los equipos del operativo de incendios “deberían poder desarrollar muchas otras tareas donde la rapidez de actuación es crucial, y no esperar a otros profesionales que tienen que desplazarse cientos de kilómetros y desconocen el territorio”. 

Considera que además de su trabajo habitual en la mayoría de los meses del año en la prevención y extinción de incendios forestales, podrían intervenir junto con otros profesionales (Agentes de Protección de la Naturaleza, Bomberos, Guardia Civil…) en tareas como la búsqueda de personas perdidas en el medio natural, algo que sucede cada vez más a menudo, también en la limpieza de pistas y calles en poblaciones del medio rural cuando hay fenómenos atmosféricos como nevadas, inundaciones o tornados, que provocan graves problemas de acceso a las poblaciones y que no siempre se atienden con premura. También resaltan que “es incomprensible que en situaciones de emergencia como la crecida del Ebro, no se utilice el operativo para hacer motas y otras funciones urgentes”. Además, los sindicatos ponen como ejemplo situaciones como la pandemia del COVID, en la que consideran que las cuadrillas son recursos humanos de la comunidad autónoma que podrían haber colaborado mucho más en actuaciones como desinfectar las calles, e incluso en tareas de ayuda a la población que no podía salir de casa y carecía de comercios en sus pueblos.

Aragón Existe considera que el Gobierno de Aragón “está desperdiciando unos recursos humanos indispensables y repartidos por todo el medio rural aragonés, que podría tener un papel mucho más importante en la custodia del territorio y la prestación de servicios en situaciones de emergencia”.